Los servicios de emergencias luchan contra el tiempo en la búsqueda de supervivientes