Dos terroristas suicidas atacan un hotel de Kabul frecuentado por extranjeros