Capturan a un colosal escualo de 6 metros que acababa de comerse a un tiburón martillo