Muere tras ser abatido por los disparos de la policía de Los Angeles