El autor del tiroteo de Florida se declara culpable para evitar la pena de muerte