El autor del tiroteo de Florida formó parte de un grupo supremacista blanco