Una tormenta de granizo deja una capa de hielo de un metro en México