La tormenta de nieve que azota el noreste de EEUU se salda con al menos siete muertos