Un 25% de los trabajadores de France Telecom, en una situación psicológica difícil