La tragedia del Rigopiano, 76 horas después