Trump mantiene cerrada la administración para forzar a los demócratas a financiar el muro con México