Las vacaciones de verano empiezan con tormentas e inundaciones