El vehículo atacado en Afganistán iba a ser sustituido por uno más seguro