"Me duele el alma" afirma la joven víctima de una violación colectiva en Brasil