El volcán Kilauea cubre de lava 10 kilómetros cuadrados de áreas residenciales