Así es el peor vórtice polar que acecha el medio oeste de EEUU