19 horas y 16 minutos en el aire: aterriza el primer vuelo sin escalas de Nueva York a Sídney