Una mujer de 41 años vuelve a la vida después de 42 minutos clínicamente muerta