Weinstein pierde el primer combate con el #MeToo y tendrá que ir a juicio