La dramática historia de una adolescente yemení que apenas pesa diez kilos por la terrible hambruna