Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

La youtuber mexicana Yosstop, acusada de pornografía infantil, sale de prisión tras llegar a un acuerdo

  • Yoselinne Hoffman fue acusada de difundir la violación grupal que sufrió Ainara Suárez en 2018

  • El delito de pornografía infantil ha sido reclasificado por el de discriminación

  • La youtuber tendrá que pagar una cantidad económica y hacer una disculpa pública

La youtuber mexicana Yoseline Hoffman, conocida como Yosstop, acusada del presunto delito de pornografía infantil, salió este martes del penal de Santa Martha Acatitla de la Ciudad de México después de cinco meses tras llegar a un acuerdo reparatorio con Ainara Suárez, víctima de la agresión sexual contenida en un video del que la influencer se hizo eco en una de sus transmisiones.

"Estoy muy feliz porque ya estoy libre. La verdad es que lo único que puedo decir es que estoy muy agradecida con todos los que me apoyaron", declaró a medios la joven en las puertas de la cárcel. La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó esta tarde de que "se autorizó por tres años la suspensión condicional del proceso penal en contra de Yoseline.

Según detallaron las autoridades, en "apego al principio de justicia restaurativa", un representante social del Ministerio Público solicitó "la reclasificación del delito de pornografía infantil", con el que fue imputada originalmente, "por el de discriminación", lo que permitió a las partes involucradas establecer un acuerdo, y la eventual liberación de Hoffman.

El acuerdo, precisó la Fiscalía, consiste en el otorgamiento de diversos bienes materiales, el pago de una cantidad económica, no contactar a la víctima, una disculpa pública y no expresarse "de forma denigrante, insultante y humillante hacia cualquier persona". Además, deberá publicar un vídeo cada mes en el que comparta el contenido de los cursos a los que asistirá, capacitarse en el tema de víctimas y donar el 5% de sus ingresos a asociaciones o colectivos.

Denunciada por pornografía infantil y violación equiparada

El pasado 29 de junio la influencer fue detenida acusada del delito de pornografía en agravio a una menor de edad en su domicilio por agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía capitalina, y llevada al penal femenino de Santa Martha Acatitla de la capital. La detención llegó tras las acusaciones realizadas por Ainara Suárez, quien denunció en marzo a Yoseline por el delito de pornografía infantil y violación equiparada.

La denuncia estaba también dirigida a cinco hombres que hasta el momento no han sido detenidos. Según el testimonio de la joven, la agredieron, la violaron y documentaron los hechos, para después difundir la grabación el 25 de mayo de 2018. En dicha grabación se observaba de forma explicita como la joven de 16 años se encuentra en estado de ebriedad mientras cuatro hombres le introducen una botella de champán por la vagina.

El material fue difundido por los jóvenes en redes sociales y llegó a manos de la influencer de 30 años, quien dedicó un vídeo de su canal de Youtube para hablar sobre el caso y, entre otras cosas, la llamo "puta" y criticó las actitudes de la joven en numerosas ocasiones. En dicho video, Yoseline afirma haber recibido, reproducido y almacenado en su teléfono la grabación de la agresión sexual de la adolescente.

Tiempo después, Ainara compartió la historia que vivió desde sus redes sociales, en donde hacía un recuento de las agresiones que vivió por parte de Hoffman, quien cuenta con más de cinco millones de seguidores en Youtube.

Feliz regreso a casa de un niño de 3 años tras recibir un trasplante de corazón
Un año del polémico hospital Zendal de Madrid
Caterina Mieras diagnosticó al primer paciente de VIH en España