Una jubilada de 75 años deja sin conexión de Internet a toda Armenia