Justin Bieber reservó el Vaticano por 20.000€ para visitarlo solo y con un balón