Un kamikaze acaba con la vida de David y Ana, una pareja de 26 y 24 años que acababa de casarse