Limpian las calles y los negocios después de la tromba que dejó más de 150 litros por metro cuadrado