A cinco meses del sorteo ya había números de la Lotería Nacional agotados