Médicos gallegos se plantan frente a la precariedad en la atención sanitaria