Un mercado de Galicia, con La Roja