Los mercados dan un respiro a España a la espera de que Europa tome medidas