La modelo con sobrepreso despierta pasiones en EEUU