Los empresarios catalanes alertan ante la fuga de empresas