La AIReF dice que los ayuntamientos están sobrefinanciados y podrían asumir más competencias, por ejemplo, sociales