AUME ve "escandaloso" el régimen penitenciario aplicado a Bravo, al que se prohíbe el móvil y "lecturas perniciosas"