División y polémica en el homenaje a las víctimas de los atentados del 11-M