Abandonan el Supremo los miembros de la Mesa, a excepción de Forcadell