Acosado por todos, Brown asiste impotente al desmoronamiento de su gobierno