Adolfo Suárez, ingresado en una clínica de Madrid por una afección pulmonar leve