Adolfo Suárez, “desenlace inminente”