Aguirre estudia pedir una policía autonómica