Albiol (PP) quiere que la votación de la resolución de ruptura sea pública para exigir responsabilidades