Alemania y Francia escenifican su unidad contra la emisión de eurobonos