Alfonso Rueda cree que un caso como el de Carrera le puede pasar a cualquier partido