Álvarez-Cascos sigue sin desvelar su futuro mientras arrecian las críticas desde el PP