Los análisis revelan que Asunta había ingerido una dosis alta de ansiolítico