La crítica política se cuela en los actos de recuerdo a las víctimas de los atentados del 11-M