Árabes y sudamericanos unen fuerzas para reclamar al G-20 un mundo multipolar