Arrimadas pasea por Canet de Mar entre abucheos