Artur Mas advierte que la Generalitat no recortará más allá del 10 por ciento