Artur Mas se blinda ante las críticas y dice que con pancartas no se defiende bienestar