Artur Mas vota a favor de la independencia y suscita una gran controversia